Marketing digital en el sector agrícola
Marketing digital en el sector agrícola
5/5 - (2 votes)

Marketing digital en el sector agrícola

El mundo evoluciona de forma constante y las empresas cada vez tienen un perfil más digital, por eso el sector agrícola debe aprovechar para actualizarse y pensar en la digitalización de la agricultura. En general, se piensa que modernizar se refiere a la automatización de la agricultura y sus procesos o el cultivo de plantas exóticas, pero esta modernización se debe trasladar a la parte comercial también. El marketing es cada vez más complejo, por lo que el agromarketing actual exige conocimiento en SEO, redes sociales, anuncios o campañas por correo electrónico si quiere desarrollar todo su potencial.   

Estrategias de marketing digital

 

Publicidad por correo electrónico

Una de las maneras más efectivas de comunicarse con los clientes y potenciales nuevos clientes es mandar un boletín de noticias de forma semanal, quincenal o mensual, así como otras ofertas y promociones puntuales que pueden surgir durante el año. Naturalmente, esta opción funciona bien cuando el agricultor tiene una base de datos útil, donde las personas introducidas en ella tienen un interés real por la marca y/o el producto y no se trata de venta fría.

El correo electrónico está considerado como el instrumento con más capacidad para atraer nuevos clientes de entre todos los posibles canales publicitarios y su facilidad de uso permite personalizar la información que se envía a cada usuario, creando diferentes listas en función de los intereses de cada cliente (por ejemplo, clientes interesados solo en comprar cereales pueden obtener boletines personalizados con información sobre cereales, y no información general que, quizás, no sea de su interés).

Independientemente de su uso, la publicidad mediante correo electrónico permite a los usuarios saber cuáles son las últimas novedades y mantener su interés por la marca. 

 

Marketing agrícola en teléfonos inteligentes

A día de hoy, es casi imposible imaginarse un mundo donde el uso de smartphones o teléfonos inteligentes no sea algo cotidiano. Los teléfonos inteligentes se han convertido en nuestro ordenador particular, sin importar en qué lugar del mundo nos encontremos, por ello, es lógico pensar en formas exclusivas de publicidad y marketing para estos dispositivos.

La opción más común pasa por adaptar la página web de la empresa o explotación agrícola para que su visualización sea tan fluida e intuitiva como lo sería en un ordenador de sobremesa o portátil, pero no la única. La creación de una aplicación específica para estos dispositivos puede ser un buen punto de partida para vender productos de forma directa al cliente sin pasar por intermediarios; asimismo, el agricultor puede ofrecer promociones exclusivas que solo están disponibles en la app, como descuentos o envío gratuito, de modo que incentive al cliente a instalar la aplicación en su dispositivo.

Estas mismas opciones pueden llevarse a cabo en otros dispositivos muy utilizados, como es el caso de las tabletas.

 

Macrodatos agrícolas

Se tiende a pensar que los macrodatos o Big Data sirven mayoritariamente para cuestiones estadísticas, pero no es cierto. El desarrollo de la actividad agrícola lleva desde hace años preparándose para el desafío que se le presenta en las próximas décadas, pues la población mundial crecerá de forma ostensible y es necesario alimentar a todo el mundo al mismo tiempo que se cuida del medio ambiente.

Para hacer frente a esta tarea, los agricultores se encomiendan a técnicas agrícolas como la denominada agricultura de precisión, en la que no solo la automatización de la agricultura es cada vez mayor, también se controla al detalle cada característica o parámetro en busca de un mayor rendimiento y un menor coste.

Los macrodatos, proporcionados durante años por satélites, drones, sensores y otros dispositivos de medición como sensores, se analizan de forma concienzuda para medir datos como la erosión del suelo o su pH, la humedad del suelo y el aire, mejorar las prácticas de manejo de cultivo, analizar la salud de las plantas o determinar la cantidad exacta de insumos necesaria, por nombrar algunas.

A su vez, desde un punto de vista económico, los macrodatos pueden indicar a los agricultores qué tipos de cultivos son más populares en cada región, si existe una demanda grande de un determinado tipo o ayudarles a calcular cuál será el precio aproximado de venta de la cosecha de este año en base a lo sucedido en años anteriores.

 

Agromarketing en redes sociales

Las redes sociales son un instrumento de comunicación muy útil si se usa de forma adecuada y prácticamente todo el mundo tiene al menos un perfil en una red social, aunque lo normal es tener varios perfiles. Esto permite a las empresas, en este caso agrícolas, obtener nuevas formas de llegar a más público: promociones, curiosidades, información sobre el negocio, historia, etc.

La peculiaridad de cada red social hace que los empresarios agrícolas debían buscar la opción que mejor se adapte a su estilo publicitario: Instagram puede ser una valiosa plataforma para promocionar ofertas con imágenes cuyo diseño sea bonito y llamativo, mientras que Facebook puede ser el lugar donde publicar información en grandes cantidades sin tener restricciones de caracteres. En función de la red social elegida, se debe analizar cuál es la mejor estrategia de venta en base a las herramientas que ofrece dicha plataforma.

Los agricultores tienen una opción más para seguir publicitando sus productos y llegar a sus clientes, ya que también es perfectamente posible vender productos en ellas.

 

Existen otras opciones de agromarketing aparte de las aquí mencionadas. El plan principal para un agricultor que quiera promocionarse en la red es crear buenas estrategias de marketing, idealmente adaptadas a cada medio, de modo que se obtenga el máximo rendimiento a cada opción y minimizando las opciones de influenciar de forma negativa a la marca con errores o mala publicidad.

image_pdf¡Descargar Gratis!
Call Now Button